Ayuda a quien te lo pide, no a quien “crees” que lo necesita


Hola de nuevo!!!
Primero waaa genialosa la nieve muchas gracias!!

Bueno el día de hoy estoy completamente revuelto en cuanto a emociones, estoy enojado, no no no quiero decir encabronado, triste, aburrido, desesperado, frustrado, arrepentido y demás cosas que no terminaría ¬¬, pues bien, con respecto al titulo me ha pasado algo que me hiso recordar unas palabras que dijo Alejandro Jodorowsky, el concepto es mas o menos así:

En el desierto me encuentro con un coyote el cual me gruñe, asi que opto por hablarle de buena manera diciendo “perrito, perrito” y acercándome a el hasta que me logra mover la cola, en ese instante, (ya en aparente confianza) decido darle una galleta que tena en el bolsillo y justo cuando acerco mi mano a mi bolsillo el coyote se altera, gruñe y huye. (no recuerdo bien el final)

Bien en si no es exactamente tal cual fue contada pero mantiene la esencia del concepto, corrígeme que se que lo harás así que adelante.

Vale, a lo que iba, pues con esa historia se dedujo una cosa la cual es: No puedes ayudara nadie a la fuerza.

Muy bien tu te encuentras con un coyote (una persona con algún problema) y te le acercas amablemente (entendiendo su punto), logras su aceptación hasta donde te lo ha permitido (aconsejándolo ligeramente y sintiendo empatía), pero entonces dices o piensas “mas” (creyendo que necesita mas ayuda) y es en ese momento cuando mueves la mano para sacar una galleta, con alguna frase como: “Quiero ayudarte”, “Déjame ayudarte” (tomando un papel mas activo y metiéndote mas), la persona puede pensar “ya ayudaste en lo que podías ¿Para que más? No hace falta” o también puede aceptar la galleta, en caso contrario el movimiento para sacar la galleta es incomodo para el coyote, quien se siente de alguna manera agredido con respecto al espacio que se le debe de dar, esta en su derecho de gruñir, puesto que si lo necesitara lo pediría, entonces la persona lo malinterpreta y aun así saca la galleta completamente, se la da, pero el coyote no la come, simplemente porque no la quiere, nuevamente la persona lo malinterpreta todo y le pone la galleta directo en el hocico con frases como: “es que tu no me dejas ayudarte”, “no me dejas entrar en tu vida”, “no me abres tu corazón” “anda déjame hacerlo”, obviamente eso se siente como agresión, debido a que te quieren obligar literalmente a comer de la galleta, en ese momento yo consideraría la posibilidad de que me mordieran, la cual no me sorprendería porque lo tengo bien merecido, es justificable, cuando se intenta pasar mas allá de donde te lo permiten, ¿Por qué meterse mas?, no siempre se puede ayudar a cuanta persona se encuentre y mucho menos de la manera en que crees que lo necesita, porque no sabes lo que tiene dentro, no sabes que tipo de ayuda necesita, en ocasiones como estas se puede decir “Hey tengo una galleta en el bolsillo te gustaría comerla” con una frase de “aquí estoy para apoyarte cuando quieras” y simplemente dejar que el coyote decida si pedir la galleta, o esperar a que la necesite ya que de lo contrario una ayuda forzada resultara contraproducente y podría resultar alguien o ambos heridos.

¿No creen?

A mi me sucedió recientemente (yo en el papel de coyote, estando yo en un agujero), cuando me extendieron una mano yo la tome creyendo que me ayudaría como lo necesitaba, sin embargo esa mano intento jalarme a la superficie, una superficie inventada por quien me extendió la mano, no una real, obviamente no quería eso, yo le pedí que solo me tomara de la mano y caminara a lado mío y así tal vez lleguemos a salir del agujero, pero no esa mano solo quería jalarme forzosamente hacia arriba, obligándome a ignorar las mismas características de el sitio donde estaba, quería solucionar mi problema sin dejarme analizar y entender mi problema, quería que me olvidara de el sin mas y simplemente me enfocara en quien me extendió la mano, obviamente me sentí presionado así que tuve que morder esa mano, solo porque no quiso entender que la solución a mi problema no era estar fuera del agujero en algún sitio al cual no estaba preparado, si no que la verdadera solución me ayudaría a encontrar la salida y esa corría por mi cuenta, teniéndome listo para lo que encuentre a fuera, porque no será desconocido ya que aprendí algo en el camino y así se evitan errores.

Bueno por ahora me siento demasiado arrepentido por haber mordido esa mano ya que era de alguien que quiero mucho, pero bueno, como dice “es lo que hay” tu galleta no es la que espero ni necesito y yo no pedí esa mano para sacarme, solo quería una mano para caminar en la oscuridad.

1 comentarios:

  ChôChô-chan

19 de abril de 2009, 11:44

^^ de nada... crei que te gustarian y te pondrian una sonrisa en la cara.

Me alegro tb que a frejol le haya gustado la nieve de amol *0*

OJOJOJOJO!!!

*se viste de santa*

felizh navidad!!!!


xDDDDD


beshitosh mi neko baka *0*o GANBARU!!!